Entendiendo la hiperfocal

Las imágenes que mostraré para la explicación está obtenidas de la aplicación Photopills, que recomiendo ampliamente y de la que hablaré en más detalle en otro artículo. Podéis encontrar toda la información acerca de ella en su página web http://es.photopills.com/
Yo la tengo instalada en mi iPhone y se me hace imprescindible para calcular hiperfocales, salidas y posiciones del Sol y la Luna, en fin, es una herramienta que facilita muchísimo la preparación de las salidas fotográficas.

Bueno, ahora vamos al lio. La distancia hiperfocal, es un término que a la mayoría nos cuesta entender y que en realidad es mucho más sencillo de lo que parece. En este artículo, voy a tratar de explicarlo de una forma muy sencilla para poder empezar a aplicarlo desde ya.

Conocer su funcionamiento, nos ayudará a obtener grandes imágenes en las que conseguiremos captar la mayor profundidad de campo posible.

Profundidad de campo:

 
Otra palabra que seguramente conozcamos de sobra y que está íntimamente relacionada con la hiperfocal, es la profundidad de campo. Esta nos indica la distancia enfocada por delante y por detrás de nuestro punto de enfoque y los factores que la determinan son la distancia focal, el diafragma y el tamaño del sensor.

Como ya sabemos, cuanto más cierro el diafragma, mayor es la profundidad de campo y viceversa.

A continuación una imagen obtenida con la APP PhotoPills en la que podemos ver, como para una 5D markII, con una longitud focal de 24 milímetros y una apertura de f4, si mi punto de enfoque está a 3 metros, tendremos enfocados 1,15 metros por delante y 4,89 metros por detrás del objeto. Por lo tanto, nuestra profundidad de campo es de 6,04 metros.

DOF

Distancia hiperfocal:

  

La distancia hiperfocal es aquella a la que enfocamos con una determinada apertura y longitud focal y obtenemos un enfoque desde la mitad de dicha distancia hasta el infinito.

Esto es muy útil si queremos obtener una imagen en la que “todo” esté en foco y también si utilizamos objetivos manuales, de modo que conociendo estas distancias, es muy fácil obtener imágenes nítidas sin necesidad del enfoque automático.

Pongamos un caso práctico para ver la forma en que yo trabajaría para sacar provecho de la distancia hiperfocal. Por ejemplo, quiero fotografiar un paisaje en el que me gustaría tener enfocado desde una roca que tengo a 1 metro, hasta el infinito. La longitud focal que quiero emplear son 24 milímetros.

Teniendo esto claro, abro en mi teléfono la aplicación Photopills y selecciono “Tabla de hiperfocales” (Podéis llevar también un papelito o una imagen con las hiperfocales en el teléfono).

Ahora selecciono la distancia focal de 24mm. y busco el número F que me una distancia hiperfocal de 2 metros como mucho. Esto es así porque, como he comentado antes, tendremos enfocado desde la mitad de la distancia hiperfocal hasta el infinito.

DistHiper

 

 

En este caso, podemos ver que a 24mm. con una apertura de F10, mi distancia hiperfocal (Donde tengo que enfocar) será de 1,93 metros y por lo tanto, tendré enfocado desde la mitad de esa distancia, 0,96 metros hasta el infinito, de modo que me valdrán esos valores para conseguir lo que quiero.

En estas imágenes lo veremos más claro:

GrafHierp

 

Para saber estos valores, podéis utilizar cualquier tabla de hiperfocales que fácilmente se pueden encontrar por Internet.

 

Espero que esta rápida explicación os sirva.

Podéis comentar cualquier duda en este mismo post.

 

Saludos.